Estas pautas de audio están establecidas por las plataformas de música, léelas detenidamente para asegurarte de que tu lanzamiento se realice sin problemas. 


Cualquier archivo de audio que cargue debe: 


- Ser archivos WAV o MP3 estéreo con calidad de estudio de al menos 16 bits (44100 Hz o más)


- Ser grabaciones completas que no contengan fragmentos o segmentos de pistas que se corten abruptamente o en la mitad de la grabación. 


- No incluir más de 5 segundos de silencio continuo en ningún momento. 




Si necesitas convertir tu música al formato correcto, la forma más sencilla es utilizando iTunes. 


- Abre tu archivo de audio en iTunes. 


- Selecciona ''preferencias'' en el menú superior, seguido de ''configuración de importación''. 


- Cámbialo a 'Codificador WAV', con los siguientes ajustes: 16 bits (tamaño de muestra), 44,1 kHz (tasa de muestreo), 1411 kbps (tasa de bits). 



Esto convertirá tus archivos en el mejor formato.